dessey

Se paraliza la liberación de Brendan Dassey

El nombre de Brendan Dassey se hizo mundialmente famoso a raíz de la emisión a través de la plataforma Netflix del documental “Making a Murderer” en diciembre del año 2015. Los diez episodios que lo constituían contaban la historia de Steven Avery, un hombre del condado de Manitowoc, en Wisconsin, que había sido condenado injustamente por agresión sexual e intento de asesinato. Había pasado 18 años en prisión antes de que una prueba de ADN demostrara su inocencia y fuera exonerado. Tras su salida de prisión, demandó a las autoridades responsables de su condena pero, apenas dos años después de su liberación, fue acusado de la violación, mutilación y asesinato de Teresa Halbach y condenado en 2007 a cadena perpetua. Su sobrino, Brendan Dassey, que en el momento de los hechos contaba con 17 años, fue condenado asimismo por este asesinato, indicándose había sido también autor del mismo, así como de participar en la agresión sexual y mutilación mencionadas. Fue condenado a cadena perpetua, sin ser posible para él solicitar la libertad condicional hasta el año 2048.

El documental de Netflix jugaba con la posibilidad de que Avery hubiera podido ser acusado injustamente una vez más, presentando diversos aspectos cuestionables de la investigación y el juicio que llevaron a su condena. Uno de los que más controversia han levantado son los relacionados con su sobrino, Brendan Dassey, quien fue fundamental para la condena de su tío. El documental muestra varias imágenes reales de su interrogatorio que han despertado una gran controversia, pues muchos argumentan que el interrogatorio estaba especialmente orquestado para que un muchacho muy joven y con problemas de tipo intelectual llegara a declarar exactamente lo que querían los responsables del mismo. Así, desde la emisión del documental, muchas personas han demandado una repetición del juicio realizado tanto a Avery como a Dassey indicando que existe al menos una duda razonable respecto a lo ocurrido y que la forma en la que se llevó a cabo el juicio distó mucho de ser la más adecuada.

Ante la nueva repercusión que había alcanzado el caso, se revisaron algunos aspectos del mismo. Así, el día 12 de agosto del presente año 2016, el juez William E. Duffin revocó su condena, indicando que su confesión fue obtenida de una forma anticonstitucional y coercitiva. Se decidió que Dassey debía ser puesto en libertad en un plazo de 90 días si el estado decidía no ofrecerle un nuevo juicio y oponerse a tal medida. El pasado 14 de noviembre, el mismo juez ordenó su inmediata liberación, que se esperaba próxima. Sin embargo, se ha anunciado recientemente que el tribunal federal que recibe el nombre de United States Court of Appeals for the Seventh Circuit ha ordenado que se detenga su puesta en libertad. Estos han argumentado que la decisión del juez Duffin procede de un organismo menor y que el centro penitenciario donde se encuentra deberá ignorar la orden del juez hasta que la fiscalía tenga la oportunidad de responder a la sentencia hecha pública por Duffin. De esta forma, por el momento, la liberación de Dassey no se producirá, al menos hasta que se anuncie la decisión que toma la Fiscalía a este respecto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *