Se produce un nuevo enfrentamiento entre la Royal Navy británica y un buque español en aguas de Gibraltar

Recientemente se ha producido un enfrentamiento entre la Royal Navy inglesa y un grupo de investigadores del Instituto Español de Oceanografía que pretendían realizar unos estudios y desplegar una sonda en las aguas de la bahía de Algeciras. Esta zona marítima lleva años siendo objeto de disputa entre los gobiernos británico y español, que defienden sus respectivos derechos sobre dichas aguas sin que hasta el momento se haya llegado a una solución formal al respecto. Esto ha provocado diversos encontronazos y conflictos entre naves de ambos gobiernos, siendo bastante habituales que se produzcan disputas entre las autoridades británicas y los pescadores españoles que tratan de trabajar en esa zona. Así pues, este incidente es el último ejemplo de una problemática política que no parece ir a tener fin en un futuro próximo.

En esta ocasión, según han relatado fuentes oficiales, los científicos españoles se encontraban a bordo del navío llamado “Ángeles Alvariño” cuando la Royal Navy se puso en contacto con ellos a través de la radio para indicarles que no tenían permiso para encontrarse en esas aguas y que debían abandonarlas de inmediato. El buque se negó y el conflicto fue en aumento, hasta el punto de que el buque llamado “HMS Sabre” de la mencionada Royal Navy disparó una serie de bengalas al buque español con el objeto de forzar su retirada. Desde el Instituto Español de Oceanografía se ha confirmado que este incidente existió y que se produjeron los mencionados disparos, aunque también indica que esa problemática es habitual en esa zona. El Instituto también ha dicho que se informó debidamente a la Royal Navy de que estaban realizando una investigación científica en esas aguas, que era necesario realizar sus investigaciones en ese punto concreto y que no tenían ninguna intención hostil. Según informa el diario “El País”, actualmente este buque está siendo custodiado por la Royal Navy y conducido a aguas que no son objeto de litigio.

Después de que el incidente se hiciera público, las reacciones oficiales no han tardado en llegar. Fabián Picardo, ministro principal de Gibraltar, ha alabado la actuación de la Royal Navy y ha tildado de imprudente la actuación del buque español. Por su parte, el ministerio de Defensa británico ha indicado que el navío realizó una incursión ilegal en sus aguas que debía ser contestada y que se presentará una queja formal ante el gobierno español por este hecho en un futuro cercano. Por otro lado, el Ministerio de Exteriores español ha criticado la actuación inglesa y también ha declarado que presentará una queja formal ante el gobierno británico.

Para obtener más información sobre este hecho, recomendamos la lectura del artículo que ha dedicado el periódico “El País” a este incidente en la siguiente dirección: http://politica.elpais.com/politica/2016/11/21/actualidad/1479726492_847930.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *